Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Editorial 63, Diciembre 2013

Por fin llegó la Estrategia

A principios de año, con la actividad de Bruselas, se podía intuir que 2013 iba a ser un ejercicio determinante para la Seguridad y la Ciberseguridad de Estado, en todo su esplendor. Y así ha sido.

El 7 de febrero se aprueba la Estrategia de Ciberseguridad de la Unión Europea (UE) con el fin de proteger una Red abierta plena de libertad y de oportunidades, en torno a cinco prioridades: la ciberresiliencia; la reducción drástica de la delincuencia en Internet; el desarrollo de una política de ciberdefensa y de las capacidades correspondientes en el ámbito de la Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD); el desarrollo de los recursos industriales y tecnológicos necesarios en materia de ciberseguridad; y el establecimiento de una política internacional coherente del ciberespacio en la UE y la promoción de los valores europeos esenciales.

El mandato a los países miebros estaba dado.Unos días más tarde, el 15 de febrero, el Consejo de Ministros aprueba la Agenda Digital para España, a propuesta del ministro de Industria, Energía y Turismo y del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas.

Entre los propósitos principales, uno prioritario: el Plan de Confianza Digital, que se confirma a mitad de este año (junio). Dicho programa se estructuró en cinco ejes: experiencia digital segura, oportunidad para la industria TIC, nuevo contexto regulatorio, capacidades para la resiliencia: Inteco 2.0; y programa de excelencia en ciberseguridad.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, firma la Orden Ministerial 10/2013, de 19 de febrero, que publica el Boletín Oficial de Defensa (BOD), por la que se crea el Mando Conjunto de Ciberdefensa (MCCD), que dependerá del jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad). El responsable de la cartera de Defensa nombra en julio al general de brigada Carlos Gómez López de Medina, primer jefe del MCCD.

El 31 de mayo, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, explica que la Estrategia de Seguridad Nacional 2013 (ESN), ratificada ese día, concibe la seguridad de forma integral, en línea con lo que están haciendo los países más avanzados de nuestro entorno, y permite gestionar las crisis que requieran una participación multisectorial. La ESN será coordinada por el Departamento de Seguridad Nacional (DSN), que lidera Alfredo de Senillosa, director adjunto del Gabinete de la Presidencia del Gobierno.

Casi en paralelo, se aprueba el Proyecto de la nueva Ley de Seguridad Privada (14 de junio) -con la que el sector de la Seguridad de la Información no queda muy conforme en vista de las únicas seis referencias que se hacen a la "seguridad informática"-, que a cierre de esta edición, se encuentra en el Senado.

Sin duda, en todo este reordenamiento del mapa de la protección del Estado español que estamos viviendo durante 2013, el 11 de julio también fue una fecha clave, ya que tuvo lugar la primera reunión del Consejo Nacional de Seguridad (CNS). Este órgano nace con el compromiso de elaborar antes de seis meses una propuesta de anteproyecto de Ley Orgánica de Seguridad Nacional (y esta legislación sí es la que tendrá en cuenta el papel del sector de la Seguridad TIC) para su posterior elevación al Consejo de Ministros, según establece la ESN.Entre sus funciones están: la asistencia al presidente del Gobierno, impulsar y velar por el cumplimiento de la Estrategia de Seguridad Nacional, aprobar un informe anual de seguridad y planificar y coordinar la política de seguridad del Estado.

El texto identifica doce riesgos de alto nivel para nuestro país, entre los que están las ciberamenazas y la vulnerabilidad de las infraestructuras críticas y servicios esenciales.

Octubre se convierte en un tiempo de mucho tránsito, con la celebración del Mes Europeo de la Ciberseguridad -y toda una marea de actividades- y del 7ENISE. El Encuentro Internacional de la Seguridad de la Información ha incluido en esta edición la despedida de Manuel Escalante, que fuera director general del Instituto Nacional de las Tecnologías de la Comunicación (Inteco) desde marzo de 2012, y artífice del impulso de este organismo como centro de referencia mundial en ciberseguridad. Y noviembre ha dado la bienvenida a Miguel Rego, como nuevo director general de Inteco.

El 21 de octubre se pone en marcha el CERT Industria e Interior, un verdadero ejemplo de colaboración público-pública, entre Inteco y Centro Nacional para la Protección de Infraestructuras Críticas (CNPIC).Y echamos cierre a este año con la reciente segunda reunión del CNS que por fin da salida a la más que esperada Estrategia Nacional de Ciberseguridad (ENCS) -un año y ocho meses desde el primer borrador- y se decanta por el primer 'ciber zar' en la figura del director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz.

Controversias varias han rodeado este plan, que se han zanjado con la implicación directa de los ministerios de Interior, Industria, Defensa y Asuntos Exteriores que, junto con el CNI, rotarán la coordinación del Comité Director. Asimismo, y puesto que la ENCS parte sin dotación económica, contará con las partidas presupuestarias de los respectivos organismos.Sea como fuere, ya está pintado el cuadro, con quienes lógicamente tenían que estar: Centro Criptológico Nacional (CCN), CNPIC, Inteco, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) y MCCD.Ahora que lo tenemos, deseemos que para 2014 sea todo lo efectivo y eficaz que necesita España. 

Volver

Newsletter

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte GRATIS a nuestra newsletter mensual