Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

EDITORIAL 78, TERCER TRIMESTRE 2017

Superando juntos los desafíos

Según datos de la Unión Europea, el impacto económico de la ciberdelincuencia se ha multiplicado por cinco en el último lustro. Tanto es así que el 87 por ciento de los ciudadanos europeos ya considera este concepto como un importante desafío para la seguridad interior de la UE.

Precisamente, esta institución acaba de proponer un paquete de medidas para hacer frente a esa clase de delitos y "robustecer la resiliencia", en palabras de la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini.

El objetivo es desarrollar una estrategia de ciberdisuasión y una respuesta del Derecho penal efectivas para proteger a los ciudadanos, las empresas y las instituciones públicas europeas. Entre las medidas que se pondrán en marcha se encuentra la creación de la Agencia Europea de Ciberseguridad, basada en la actual Agencia de Seguridad de las Redes y de la Información de la Unión Europea (ENISA). Sin duda, esto supondrá un paso importante a la hora de hacer frente a los enormes retos a los que se tenga que enfrentar tanto la UE como los Estados miembros en el ámbito de la ciberdelincuencia.

Precisamente, de todos estos desafíos que afectan a la ciberseguridad, tanto desde el punto de vista nacional como internacional, se hablará en la undécima edición del Encuentro Internacional de Seguridad de la Información (ENISE) que, como cada año, organiza INCIBE en León, en esta ocasión, entre los días 24 y 25 de octubre. 

Durante estas jornadas, se tratarán muchos aspectos destacados en cuanto a las tendencias y evolución de las ciberamenazas; y se abordarán otros de gran importancia relacionados con la legislación, como el papel que tendrá la figura del Data Protection Officer (DPO) en las empresas tras la entrada en vigor del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la UE. 

El tema no es baladí. De hecho, si nos atenemos a los distintos estudios que han presentado en las últimas semanas compañías como Sophos, Kaspersky Lab, Compuware o WatchGuard Technologies, la mayoría coincide en afirmar que muchas empresas españolas no llegarán a tiempo a cumplir con esta legislación. Por ejemplo, en el informe de esta última empresa, se indica que un 37 por ciento de los encuestados implemente no sabe si su organización necesita cumplir con el RGPD, mientras que más de un cuarto (28 por ciento) cree que su empresa no necesita hacerlo en absoluto. 

Éste es un reto que las compañías deberán hacer frente en los próximos meses. Sin embargo, no es el único. A nuestro juicio, hay que seguir avanzando en la colaboración entre las instituciones públicas y las empresas privadas. Casos como el del WannaCry así lo certifican. Pero también es obligatorio fomentar la inversión en el entorno de la ciberseguridad. Debemos dejar a un lado planteamientos que ven esta partida como un gasto, en favor de otros que la consideran una inversión. Todo ello, a la par que se fomenta el talento en el sector y se impulsa la formación de nuevos profesionales que cubran la gran cantidad de puestos que habrá disponibles en esta industria en los próximos años. 

Por eso, hay que agradecer el papel que están desempeñando instituciones como INCIBE y CCN-CERT en esa tarea. Iniciativas como el Programa Internacional de Aceleración en Ciberseguridad para startups o la convocatoria del Premio a la mejor iniciativa del curso escolar 2016-2017 en ciberseguridad desarrollada en centros educativos, que se entregará en ENISE, son un buen ejemplo de ello.

Para ver el artículo completo accede a este enlace

Volver

Newsletter

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte GRATIS a nuestra newsletter mensual