Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
NOTICIA

Balance anual de la aplicación del Código de buenas prácticas contra la desinformación

04/11/2019
Las plataformas en línea han desarrollado sus informes de autoevaluación, pero, a juicio de la Comisión Europea, ofrecen poca información sobre el impacto real de las medidas autorreguladoras adoptadas a lo largo del pasado año.

La Comisión Europea ha publicado los primeros informes anuales de autoevaluación de Facebook, Google, Microsoft, Mozilla, Twitter y siete asociaciones comerciales europeas con arreglo al Código de buenas prácticas en materia de desinformación, en donde se exponen los progresos realizados en el último año en la lucha contra la desinformación en línea. El código de buenas prácticas, que tiene carácter autorregulador, se puso en marcha en octubre de 2018 y es un pilar importante del Plan de acción contra la desinformación.

 Las principales conclusiones de estos informes son:

- En comparación el mes de inicio de puesta en marcha, los signatarios del Código de buenas prácticas señalan una mayor transparencia. Existe un diálogo más estrecho con las plataformas por lo que respecta a sus políticas contra la desinformación.

- Si bien los informes recogen el progreso registrado en el cumplimiento de los compromisos supervisados por la Comisión entre enero y mayo de cara a las elecciones al Parlamento Europeo de 2019, es menos lo que se dice en ellos de la aplicación de los compromisos para empoderar a los consumidores y a la comunidad investigadora. El suministro de datos y herramientas de búsqueda sigue siendo esporádico y arbitrario y no satisface las necesidades de los investigadores que deben realizar un análisis independiente.

- El alcance de las acciones emprendidas por cada plataforma para cumplir sus compromisos varía significativamente. Asimismo, persisten las diferencias en la aplicación de las políticas de las plataformas, en la cooperación con las partes interesadas y en la sensibilidad a los contextos electorales entre los distintos Estados miembros.

- Los informes proporcionan información sobre las políticas de aplicación del Código, incluidos los parámetros específicos de la UE. Varían la coherencia y el grado de detalle. Los parámetros utilizados son, sobre todo, indicadores de resultados como, por ejemplo, el número de cuentas suprimidas.

En palabras de la comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Věra Jourová: “Elogiamos el compromiso de las plataformas en línea por hacer más transparentes sus políticas y por establecer una cooperación más estrecha con los investigadores, los verificadores de datos y los Estados miembros. No obstante, el grado de progreso varía mucho entre signatarios y los informes ofrecen poca información sobre el impacto real de las medidas autorreguladoras adoptadas a lo largo del pasado año, así como sobre los mecanismos para un análisis independiente”. Y añade: “Persisten la propaganda y la desinformación automatizadas a gran escala y es preciso seguir trabajando en todos los ámbitos contemplados en el Código. No debemos resignarnos a aceptar esta situación como algo normal”.

En cualquier caso, y a partir de estas conclusiones iniciales, la Comisión presentará su evaluación exhaustiva a principios de 2020. En caso de que los resultados de la aplicación del Código no sean satisfactorios, la Comisión podrá proponer nuevas medidas, incluidas las de carácter normativo.

Volver

Newsletter

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte GRATIS a nuestra newsletter mensual