NOTICIA

Las copias de seguridad, principal método para evitar el éxito del `ransomware’ móvil

05/03/2018 - Eset
Las copias de seguridad y la actualización de las aplicaciones son las principales medidas para luchar contra este tipo de ataque, según el informe elaborado por Eset.

Eset ha publicado un whitepaper en el Mobile World Congress, celebrado en Barcelona desde el 26 de febrero al 1 de marzo, que resume las mayores amenazas del ransomware acontecidas el año pasado, incluyendo una serie de consejos para evitar ser víctima de estos ataques. El año 2017 fue ”sin lugar a dudas, el año del ransomware desde el punto de vista de la Ciberseguridad”, según la compañía. Los usuarios, domésticos y corporativos, de todo el mundo observaron directa o indirectamente campañas masivas de ataques como NotPetya o WannaCryptor, que provocaron pérdidas de miles de millones de dólares.

Los ataques de este tipo de malware, cuyas versiones modernas aparecieron por primera vez en sistemas Windows en 2013 y vivieron su pico de actividad en la primera mitad de 2016, no sólo afectan a sistemas de sobremesa, sino que, cada vez con más frecuencia, los usuarios de Android ven cómo sus sistemas son vulnerables a las acciones de los ciberdelincuentes que buscan nuevas fuentes de ingresos.

Protección de los dispositivos Android

Según el informe de Eset, una de las actividades más novedosas realizadas por los ciberdelincuentes en 2017 consistió en el uso malicioso de los servicios de accesibilidad de Android, una función diseñada originalmente para ayudar a los usuarios con discapacidad. De hecho, investigadores de la firma descubrieron cómo el ransomware DoubleLocker utilizaba un doble método de extorsión que se aprovechaba de esta función.

Las recomendaciones de la compañía para mantener seguros y alejados de cualquier intento de ataque de ransomware los dispositivos Android son principalmente preventivas: evitar descargar aplicaciones desde tiendas no oficiales, utilizar aplicaciones de seguridad móvil actualizadas, como Eset Mobile Security; y realizar copias de seguridad de la información almacenada en el dispositivo.

“Lo lógico sería que el usuario no llegase a sufrir nunca un ataque de ransomware si toma las medidas de seguridad apropiadas que son, como vemos, puramente de sentido común”, asegura Josep Albors, responsable de concienciación de Eset. “Sin embargo, si llegado el momento el usuario se ve afectado, con tener una copia de seguridad de la información es suficiente para que el ataque no suponga más que una simple molestia”, añade.

En definitiva, Albors aconseja que “en cualquier caso, no se pague la cantidad demandada por los secuestradores porque eso no asegura recuperarla y, además, se seguiría financiando este tipo de actividades criminales”.

Volver

Newsletter

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte GRATIS a nuestra newsletter mensual