Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
NOTICIA

Los dispositivos Android, uno de los principales objetivos de los ciberdelincuentes

12/04/2017
Sophos ha presentado un análisis estadístico que compara la proporción de malware en aplicaciones potencialmente no deseadas en Windows, Mac y Android. Según éste, se muestra una tendencia que se ha hecho realidad desde hace tiempo: los ciberdelincuentes tienen como uno de los principales objetivos a los dispositivos Android, y usan este tipo de apps para pasar desapercibidos por los sensores de seguridad y penetrar en estos terminales.

“Aunque los sistemas abiertos son más susceptibles a ser vulnerables al malware, los ciberdelincuentes utilizarán las aplicaciones potencialmente no deseadas, en lugar del malware, para acceder a los sistemas que tienen sus propias tiendas de aplicaciones, como son iOS o Android”, explica Alberto Ruiz Rodas, ingeniero de ventas de Sophos Iberia. Para el directivo, los ciberdelincuentes ven a ellas “una manera de evitar fácilmente los sistemas de seguridad y lograr el mismo objetivo final que tienen con otros programas maliciosos: ganar dinero”.

Tanto es así que, según el informe de la compañía, en el que se analiza el volumen bruto de las muestras analizadas por SophosLabs en 2016, de todos los ciberataques a Android, el 75% era malware puro y el 25% eran aplicaciones potencialmente no deseadas. Y lo contrario sucede con Windows, que el 6% eran aplicaciones potencialmente no deseadas, mientras que el 95% eran malware directo; y algo similar pasa con iOS, que el 6% era malware puro y el 94% eran aplicaciones potencialmente no deseadas.

Mientras el malware está diseñado para hacer daño, las aplicaciones potencialmente no deseadas caen más en la categoría de perturbaciones; es decir, que son aplicaciones insufribles que hacen funcionar los anuncios y pop-ups hasta que finalmente el usuario los desinstala.

En las previsiones de malware que publicó SophosLabs en febrero de este año, los investigadores analizaron el malware específico diseñado para dispositivos Android. Los sistemas de análisis de SophosLabs procesaron más de 8,5 millones de aplicaciones Android sospechosas en 2016. Más de la mitad de éstas eran malware o aplicaciones potencialmente no deseadas, que incluían un mal comportamiento de los adware, es decir del software que automáticamente exhibe al usuario anuncios publicitarios.

A pesar de todo lo anterior, el informe expone algunas formas de minimizar la exposición a este tipo de ataques, especialmente cuando se trata de aplicaciones que el usuario puede elegir:

- Ceñirse a Google Play. No es perfecto, pero Google se esfuerza en prevenir que el malware llegue al dispositivo, o lo elimina cuando aparece en el Play Store. Por el contrario, en muchas plataformas alternativas no existe ningún filtro para las aplicaciones gratuitas y los creadores de aplicaciones pueden subir todo lo que quieran.

- Considerar la posibilidad de utilizar un antivirus de Android. Al bloquear la instalación de aplicaciones maliciosas e indeseadas, incluso si provienen de Google Play, se pueden evitar muchos problemas.

- No descargarse aplicaciones con poca reputación. Si aún no se tiene conocimiento de una nueva aplicación, conviene no instalarla, ni siquiera en el teléfono del trabajo.

- Dar prioridad a los parches de seguridad. Al comprar un nuevo modelo de teléfono, hay que comprobar que el vendedor aplica todas las actualizaciones de los parches de seguridad.

Palabras clave:

Volver

Newsletter

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte GRATIS a nuestra newsletter mensual