Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
NOTICIA

Regulación, amenazas, complejidad técnica y falta de personal cualificado, principales desafíos para los CISO

15/05/2019
Un informe de Symantec pone de manifiesto la creciente presión sobre los responsables de la toma de decisiones en ciberseguridad.

La compañía Symantec ha presentado el estudio “Alerta roja: Cómo hacer frente a la sobrecarga de la ciberseguridad en 2019”, según el cual se está produciendo una tormenta perfecta en la que convergen regulación, amenazas crecientes y complejidad tecnológica que está desbordando a los responsables de la toma de decisiones sobre ciberseguridad. No en vano, cuatro de cada cinco (82%) responsables de seguridad europeos confiesan sentirse “quemados” o exhaustos, mientras que dos tercios (63%) están pensando en dejar la industria o cambiar de trabajo (64%).

Su principal fuente de estrés es la regulación gubernamental. Cuatro de cada cinco (86%) señalan que la creciente regulación, como el GDPR y la Directiva NIS, está incrementando esta presión. Dos de cada cinco (40%) reconocen que les preocupa que se les responsabilice personalmente de una fuga de datos. Más de la mitad (55%) temen ser despedidos si se produce una fuga bajo su supervisión. El personal insuficientemente cualificado (80%), el tamaño y complejidad de todo lo que deben proteger (82%) y el creciente volumen de amenazas (82%) contribuyen también significativamente a su estrés.

“Para muchos CISO”, señala Ramsés Gallego, director de Security Strategies de Symantec, “el trabajo nunca acaba. El actual enfoque de ir poniendo parches a las herramientas y estrategias de seguridad está creando más problemas de los que resuelve. Hay tanto ruido cada día que es casi imposible averiguar lo que podría ser un falso positivo y lo que podría ser un signo de un sigiloso ataque dirigido. Mientras tanto, los solapamientos y huecos entre los sistemas defensivos ofrecen a los hackers nuevas oportunidades de explotación”.

Ahora bien, la desbordante carga de trabajo y la presión sobre ellos no parecen desalentarlos. La gran mayoría de los responsables de seguridad son adictos a la adrenalina y están completamente metidos en su trabajo, incluso cuando es estresante (92%), según este estudio. A nueve de cada diez les motivan las situaciones de alta presión, y el 92% asegura que encuentra emocionante su entorno de trabajo.

Palabras clave:

Volver

Newsletter

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte GRATIS a nuestra newsletter mensual