Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
REPORTAJE VI Seg2

Resiliencia, un paso más allá de la convergencia

22/07/2014 - B. Valadés/ D. Marchal/ E. González
Desde hace algún tiempo se ha instalado un nuevo término entre los profesionales de la seguridad: “resiliencia”. Pero, ¿qué significa esta palabra? ¿Cómo se aplica a las organizaciones? ¿Se trata de una novedad o siempre ha estado presente? Preguntas como estas se fueron despejando desde el minuto uno de la sexta edición del Encuentro de la Seguridad Integral (Seg2) –organizado el 12 de junio, en Madrid–, gracias a ponentes de excepción, que trasladaron opiniones y planteamientos de todo tipo en torno a este concepto y otros muchos asuntos relacionados con la convergencia en la seguridad.

Parece que fue ayer y, sin embargo, ya han pasado seis años desde que Editorial Borrmart, a través de las revistas Seguritecnia y Red Seguridad, decidiese poner en marcha el Encuentro de la Seguridad Integral (Seg2). Más de un lustro que ha permitido consolidar el evento y, no menos relevante, convertirlo, como pretende su denominación, en punto de encuentro anual de unos profesionales que, tal y como dejaron de manifiesto en su sexta convocatoria, tienen cada vez más claro que la seguridad del siglo XXI no se puede concebir sin la convergencia.

Al igual que en la edición anterior, el Seg2 contó con el apoyo de los patrocinadores Deloitte, Eulen Seguridad, GMV y S21sec, además del respaldo de la Fundación Borredá y del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco). Y, como novedad, en esta ocasión se celebró en la sede madrileña de Gas Natural Fenosa, en cuyo salón de actos se dieron cita cerca de 200 expertos del ámbito de la seguridad.

Un proyecto compartido

En su alocución de bienvenida a los asistentes, Ana Borredá, directora general de Borrmart, hizo hincapié en el “momento tan interesante y apasionante” que vivimos: “las estrategias nacionales de Seguridad y Ciberseguridad, el Esquema Nacional o la Ley de Protección de Infraestructuras Críticas se han elaborado en el idioma de la convergencia y de la seguridad integral”, ensalzó.

Además, aprovechó la ocasión para, una vez publicada la nueva Ley de Seguridad Privada, “animar al mundo TIC a realizar propuestas al Ministerio del Interior” con el fin de contribuir a elaborar y definir el reglamento del recién aprobado texto. “Desde la Fundación Borredá estamos trabajando en ello, pero creemos que hacen falta muchas más iniciativas para ayudar a que ese desarrollo reglamentario sea lo más positivo posible para el sector de la seguridad informática”.

A continuación, en calidad de anfitrión, tomó la palabra José Luis Moya, quien, brevemente, resaltó el trabajo que lleva a cabo el departamento de Seguridad de Gas Natural Fenosa para erradicar la siniestralidad laboral. “Para ello, es vital la participación de todos, desde aquellos que forman parte del ámbito jerárquico hasta los propios trabajadores”, apuntó.

El turno de intervenciones de la inauguración del encuentro lo cerró Joaquín Castellón. El director operativo del Departamento de Seguridad Nacional comenzó destacando el lema elegido para la Estrategia aprobada en 2013, Un proyecto compartido, nada casual teniendo en cuenta que en la protección del país todos los actores “juegan un papel muy importante”.

En este sentido, precisó: “la ciberseguridad es una prioridad para el Gobierno. Cada día somos más dependientes de las nuevas tecnologías y de un ciberespacio vulnerable. Por ello, en un año se han realizado grandes avances: el impulso de la Estrategia y de su correspondiente Consejo de Ciberseguridad Nacional, la creación del Mando Conjunto de Ciberdefensa, el acuerdo entre los ministerios del Interior e Industria para que el Inteco atienda los incidentes relacionados con las infraestructuras críticas, la aprobación de la Agenda Digital…”.

En cuanto a los retos por afrontar, Castellón explicó que, bajo su punto de vista, se debe incrementar la cultura de la ciberseguridad, enriquecer la colaboración público-privada y mejorar la coordinación operativa, ya que “en España somos pocos para afrontar grandes problemas”.

¿Resiliencia?

Llegado el turno de las ponencias, la primera de ellas corrió a cargo de Guillermo Llorente Ballesteros. Comprometido con el Seg2 desde sus inicios, el director de Seguridad y Medio Ambiente de Mapfre bromeó al citar el lema de la presente edición –Nuevas convergencias. Resiliencia–, considerando a este último término, tan de moda en el ámbito de la seguridad, un nuevo “palabro”.

gllorente

“¿Por qué utilizar expresiones tan extrañas para decir cosas que se podrían explicar de forma más simple? Sin duda, se trata de un nuevo arcano. Antes teníamos otros: la gerencia de riesgos, la inteligencia competitiva… Ahora es la resiliencia”, reflexionó.

Continuando con un tono crítico, Llorente incidió en que “la resiliencia no es el Santo Grial, la pócima mágica que va a permitir a una empresa solucionar todo lo relacionado con la seguridad. Es más: la Real Academia Española (RAE) todavía no ha definido qué es la resiliencia. Hay quien habla de ella y se refiere a la flexibilidad y a la resistencia. ¿Y esto es algo nuevo? Protección, detección, contención, respuesta… Es lo que hemos hecho siempre, con diferentes métodos, pero ahora lo denominan resiliencia”.

Al hacer mención a los métodos, el ponente puso como ejemplo de caso práctico el simulacro de incendio de uno de los edificios de la compañía. Un ejercicio que, como suele suceder, sirvió para extraer numerosas conclusiones. En el caso de las nuevas tecnologías, el responsable de Mapfre desveló que aprendieron a saber gestionar “servicios esenciales como el correo electrónico, vital para garantizar la comunicación”. “No se trata de una cuestión baladí, ya que, en situaciones así, al repasar los contratos, te das cuenta de que quien te presta ese servicio lo garantiza salvo en caso de fuerza mayor, que es, precisamente, cuando es más necesario”, ironizó.

Tras una didáctica exposición, Guillermo Llorente enlazó con el inicio de su ponencia –titulada, por cierto, ¿Resi… qué?– para volver a referirse a la resiliencia. “Insisto: no es algo novedoso, sino una palabra que, probablemente, define mejor lo que veníamos haciendo y que muchos de los asistentes a este Encuentro de la Seguridad Integral llevan muchos años poniendo en práctica para garantizar el buen funcionamiento de sus organizaciones. En definitiva: proteger, detectar, minimizar, contener…”.

Ya en un turno de preguntas, consultado sobre cómo se lidera la integración de la seguridad en una empresa como la suya, el representante de Mapfre fue rotundo al explicar que “el primer requisito es creer en lo que hay que hacer y querer asumir esa responsabilidad y ese riesgo. Sí, se ha de ser especialista en algo, en este caso de la seguridad, pero, además, también hay que poseer una visión global de la compañía. Igualmente, se debe tener la voluntad de adaptarse, saber aprovechar las oportunidades que se presentan, porque el entorno es cambiante. Y ya puestos, un poco de fortuna no viene mal, porque por mucho que tú quieras vender seguridad, si tu interlocutor no desea comprar… En definitiva, se ha de mostrar que se puede aportar valor añadido”.

Puede leer el reportaje completo descargándose el pdf que encontrará a continuación

Volver

Newsletter

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte GRATIS a nuestra newsletter mensual