Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Ana Mª. Muñoz Rodríguez, Coordinadora del Grupo de Trabajo del PES del Subsector del Gas Jefa de la Sección de Coordinación, Comunicación y Tratamiento de la Información del Servicio de Normativa y Coordinación del CNPIC

Plan Estratégico Sectorial del Subsector del Gas

El funcionamiento de los diferentes servicios esenciales de la sociedad moderna se soporta sobre una serie de infraestructuras que deben ser especialmente protegidas para garantizar su normal actividad, ya que somos extremadamente dependientes de ellas.

Con el objetivo de cumplir lo anteriormente mencionado se estableció el marco normativo nacional sobre protección de infraestructuras críticas, compuesto por la Ley 8/2011 (‘Ley PIC’), de 28 de abril y  el Real Decreto 704/2011, de 20 de mayo. El objeto de estas normas es regular y definir el sistema organizativo de protección de las infraestructuras críticas, así como coordinar las actuaciones de los distintos órganos de las administraciones públicas y del sector privado, mejorando las herramientas de prevención, preparación y respuesta de nuestro Estado para garantizar la seguridad nacional frente atentados terroristas u otras amenazas que pudieran afectar a los servicios esenciales del país. Este objetivo se ha convertido en una prioridad, tanto para España como para el resto de los países.

Por tanto, quedaba establecido con la normativa PIC que el Sistema de Protección de Infraestructuras Críticas se compondría de departamentos, instituciones y organizaciones, procedentes tanto del ámbito público como del privado, con responsabilidades en el correcto funcionamiento de los servicios esenciales o en la seguridad de los ciudadanos en cada uno de los doce sectores estratégicos identificados en la citada reglamentación. Para su correcta implantación se requiere de un procedimiento de comunicación e intercambio de información entre los diferentes actores y la existencia de un esquema de planificación para su desarrollo a diferentes niveles, desde el político-estratégico hasta el operativo, donde cada uno de los agentes del Sistema asuma sus misiones y responsabilidades. En la base de este esquema de planificación se sitúan los Planes Estratégicos Sectoriales (PES), entre ellos el “Sector de la Energía” que a su vez se ha desglosado en tres subsectores: Electricidad, Gas Natural y Petróleo y Productos Petrolíferos; elaborándose un Plan Estratégico por cada uno de ellos. 

anam

Plan Estratégico Sectorial

Para la tarea de elaboración del Plan Estratégico Sectorial del Subsector del Gas  se constituyó un Grupo de Trabajo integrado por expertos del sector público (los Ministerios de Industria, Energía y Turismo y el del Interior) y privado (consultoras, corporaciones, asociaciones y empresas) que han mantenido reuniones semanales y distintas visitas que se consideraron de  interés para un mejor conocimiento del subsector.

En concreto, el diseño realizado para el Plan Estratégico Sectorial del Subsector del Gas permite conocer, a nivel estratégico, cuáles son los servicios esenciales proporcionados a la sociedad, su funcionamiento general, los elementos de los que se compone y las vulnerabilidades existentes, las consecuencias potenciales de su inactividad, las medidas necesarias para su mantenimiento y las que se precisarían adoptar ante una situación de riesgo. El sistema gasista en España funciona bajo los principios de objetividad, transparencia y libre competencia, garantizados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Fue a finales de los años noventa cuando se empezaron a dar los primeros pasos hacia la liberalización del mercado del gas, separando sus distintas actividades: transporte, distribución, aprovisionamiento y comercialización. Finalmente, el 1 de julio de 2008 fue la fecha límite para completar la liberalización.

España, en el ámbito del gas, es muy dependiente del sistema gasístico de otros agentes y países, ya que carece de reservas propias. Esto hace que el 99 por ciento del gas natural que se consume sea importado, y de ahí que los almacenamientos subterráneos sean una de las principales infraestructuras de la red gasista española. También, en este sentido, resaltar la importancia que España está cobrando no sólo como importador de gas, ya que, a raíz de los últimos acontecimientos internacionales, la Unión Europea quiere cambiar las bases de sus relaciones con Rusia, entre ellas la dependencia energética, por lo que nuestro país se podría convertir en una pieza clave, como transporte y distribución, para extender el suministro gasístico a través de la conexiones por gasoducto al resto de Europa como alternativa energética.

Todas las características técnicas y económicas explicadas del sistema gasista español, junto al número de actores que participan, hacen del sector un campo necesariamente regulado, con el objetivo de garantizar el suministro, su calidad y eficiencia al menor coste posible, así como la coordinación para la planificación y respuesta ante una situación de emergencia a nivel regional, nacional y de la Unión Europea. Como se ha mencionado, una parte de vital importancia es la garantía en la continuidad del servicio en los casos de emergencias, estando la misma asegurada, ya que se han establecido obligaciones de mantenimiento, durante 20 días, de existencias mínimas de seguridad y de diversificación de los aprovisionamientos.

Una de las figuras más relevantes del sistema gasista español es el Gestor Técnico del Sistema, que es la entidad encargada de supervisar y controlar el funcionamiento del sistema con el objetivo de garantizar un suministro seguro y fiable de energía y el equilibrio físico del mismo.

En la estructura y funcionamiento del subsector del gas se han identificado cinco ámbitos esenciales: almacenamiento, regasificación, transporte, distribución y operación del sistema. Además, en cada uno de ellos, se ha registrado a los principales operadores estratégicos por los que son gestionados, así como las infraestructuras sobre las que se sustentan. Realizado lo anterior se hace necesario, en el desarrollo del Plan Estratégico Sectorial del Subsector del Gas, el estudio del impacto/consecuencia de la posible materialización de los riesgos y amenazas que tendrían como resultado la perturbación o destrucción de alguna de las infraestructuras que prestan los servicios esenciales en dicho subsector.

En el análisis de riesgos se han contemplado las amenazas potenciales, tanto de carácter físico como lógico, así como las vulnerabilidades que afecten al subsector, estimando el impacto que produciría en la ciudadanía. Los aspectos mencionados deberán ser tenidos en cuenta en los respectivos Planes de Seguridad del Operador y Planes de Protección Específicos que deben realizar los  operadores que sean designados críticos.

Este análisis de riesgos a nivel estratégico finaliza con las valoraciones y recomendaciones para la gestión del riesgo en cada uno de los ámbitos en los que se ha dividido el subsector del gas, donde se describe cuál debería ser el  tratamiento de las amenazas identificadas, haciendo especial hincapié en las de naturaleza terrorista y/o deliberada y, en particular, en aquellas que tengan baja probabilidad pero un alto impacto sobre los ciudadanos debido a las consecuencias que pueden producir en el grado de destrucción o perturbación en la continuidad del servicio. Para identificar las diferentes amenazas y riesgos, se ha tenido como referencia la Estrategia de Seguridad Nacional.

Finalmente, en el Plan Estratégico Sectorial del sistema gasístico, se establecieron   una serie de propuestas de carácter organizativo y técnico, con el fin de implantar las medidas adecuadas que permitan afrontar los diferentes escenarios recogidos en el análisis de riegos. Además de las medidas de carácter preventivo, se contemplaron aquellas acciones y procedimientos destinados al  mantenimiento de las capacidades de respuesta de carácter tanto reactivo como de gestión y mitigación de consecuencias. Asimismo, en esta última parte del Plan se ha articulado un procedimiento de coordinación o de medidas coordinadoras entre el Plan Estratégico Sectorial del Subsector del Gas con el Plan Nacional de Protección de Infraestructuras Críticas.

Conclusiones

Desde el inicio hasta la elaboración de los primeros PES se ha realizado una ardua tarea, que en algunas ocasiones ha entrañado cierta dificultad, principalmente desarrollada para fomentar un campo hasta ahora poco trabajado como es la relación entre el ámbito privado-público, llegándose a establecer relaciones estrechas y fructíferas para ambos, basadas en la mutua confianza.

Es esperable que tras la elaboración de los primeros PES, en los que se ha usado una metodología de trabajo novedosa con la colaboración público-privada, traiga una serie de experiencias aprendidas y adquiridas que faciliten los trabajos a realizar en los PES que a continuación se efectúen.

Por último, no quisiera dejar pasar la oportunidad de agradecer, a todas las personas que en algún momento han formado parte del Grupo de Trabajo para la elaboración del Plan Estratégico del Gas, el apoyo prestado y, por tanto, reconocerles el esfuerzo que han realizado.  

Volver

Newsletter

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte GRATIS a nuestra newsletter mensual