Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Juan José Zurdo Santamaría, Coordinador del Grupo de Trabajo del PES del Subsector Petróleo Jefe de Sección de Análisis del Servicio de Seguridad Física del CNPIC

Plan Estratégico Sectorial del Subsector del Petróleo

El Plan Estratégico Sectorial (PES) del Subsector del Petróleo ha sido el resultado del trabajo interdisciplinar de un equipo creado ad hoc, integrado por profesionales tanto del sector público (1) como del privado (2) que, aportando cada uno de ellos sus conocimientos y experiencia.

Dicho Plan, ha logrado el objetivo con el que nació: conocer el funcionamiento de los servicios esenciales prestados por el subsector, analizar las consecuencias potenciales de su inactividad, identificar y evaluar sus amenazas y vulnerabilidades, y recomendar unas medidas estratégicas para su mantenimiento.

Esto no ha sido tarea fácil. Se han necesitado más de 30 reuniones con los distintos miembros del Grupo, además de un exhaustivo trabajo de campo para poder concluir este PES, que supone el primer paso en la implantación del Sistema para la Protección de las Infraestructuras Críticas. Todavía queda mucho por hacer, en el momento que la Comisión para la Protección de las Infraestructuras Críticas designe a los operadores críticos, extraídos de los trabajos realizados en el PES, éstos deberán desarrollar sus Planes de Seguridad del Operador (PSO) y sus Planes de Protección Específicos (PPE) para que, posteriormente, los Cuerpos policiales competentes culminen el sistema de protección implementando sus Planes de Apoyo Operativo (PAO). Éste es el verdadero espíritu de la ‘Ley PIC’: la estrecha colaboración público-privada, mejorando los canales de comunicación e información entre nosotros para lograr una mayor protección de las infraestructuras consideradas como críticas.

petroleo1

Plan Estratégico Sectorial

El PES del petróleo, en cuanto a la prestación de los servicios esenciales y la garantía del suministro se refiere, entraña dos importantes notas definitorias:

1. Gran consumo de la materia prima: el petróleo es la principal fuente de energía primaria en España, siendo el consumo de productos petrolíferos en 20123 del 47,9 por ciento aproximadamente del consumo de energía final.

2. Gran dependencia internacional: la producción nacional es muy escasa, por lo que España debe importar en torno el 99,8 por ciento de la materia prima por vía marítima, siendo dependiente de otros países prácticamente en su totalidad.

Si a esto añadimos que el impacto en los demás criterios horizontales de criticidad (víctimas humanas, medio ambiente, economía nacional e impacto social) ante un ataque deliberado, puede ser considerado como de extrema gravedad, el PES se presentaba como un trabajo sumamente atractivo, desde el punto de vista de la seguridad.Además, partíamos de la base de que las infraestructuras que sustentan el sistema del petróleo han sido ya objeto de ataques deliberados tanto en nuestro país (por ejemplo, el ataque terrorista perpetrado por ETA en junio de 1987 a la central petroquímica Enpetrol, ubicada a tan solo cinco kilómetros del centro urbano de Tarragona) como a nivel internacional (sólo en 2013 se registraron 259 ataques contra oleoductos del cuarto productor de crudo de América del Sur, por no hablar de los continuos ataques que sufren los países productores de petróleo como Irak, Irán o Arabia Saudí, entre otros muchos). Partiendo de estos datos, se empezó a abordar el estudio del subsector del petróleo segmentándolo en cuatro capítulos:

1. Estudio de la normativa reguladora del subsector.

2. Estudio del funcionamiento del subsector.

3. Análisis sectorial de riesgos.

4. Medidas estratégicas a adoptar.

La normativa reguladora del sector, tanto de alcance nacional como internacional, está dirigida fundamentalmente a garantizar el suministro de hidrocarburos a la población. Sobre este enfoque se ha basado, principalmente, el desarrollo del PES. En este sentido, hay que reseñar que la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del Sector de Hidrocarburos establece que todo operador autorizado a distribuir al por mayor productos petrolíferos en territorio nacional, así como toda empresa que desarrolle una actividad de distribución al por menor de carburantes y combustibles petrolíferos no adquiridos a los operadores regulados en la citada ley, deberán mantener en todo momento existencias mínimas de seguridad de los productos en la cantidad, forma y localización geográfica que el Gobierno determine reglamentariamente, hasta un máximo de 120 días de sus ventas anuales (en la actualidad se exigen 92 días). La adquisición, constitución, mantenimiento y gestión de las reservas estratégicas de hidrocarburos es competencia de la Corporación de Reservas Estratégicas (CORES), Corporación de derecho público tutelada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio que actúa como entidad central de almacenamiento y que ha sido miembro activo en el Grupo de Trabajo.

petroleo2

En cuanto al funcionamiento del subsector, se ha elaborado un trabajo de exhaustivo análisis, segmentándolo en cinco ámbitos de actividad: Exploración y producción, Conversión, Almacenamiento, Transporte y Operación y control.

1) Exploración y producción: En este ámbito, la actividad en España es muy reducida, representando tan solo el 0,2 por ciento del consumo nacional. Actualmente, hay producción en las costas de Tarragona y residualmente en la provincia de Burgos. Las exploraciones que se están llevando a cabo en las costas de las Islas Canarias podrían permitir producir en un futuro, según las últimas previsiones, un 13 por ciento del consumo nacional, consiguiendo de este modo reducir sensiblemente la dependencia exterior. Hasta ahora, y a la espera del resultado de las exploraciones que se están realizando, desde el punto de vista de la seguridad de las infraestructuras existentes en nuestro país, éstas no han sido objeto de protección prioritaria por parte del Centro Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas (CNPIC). 

2) Conversión: Este ámbito de actividad está gestionada por las distintas refinerías que, en el caso de España, son un ejemplo de eficacia y eficiencia para el resto de refinerías europeas. Las compañías petroleras que operan en nuestro país cuentan en sus refinerías con unas excelentes medidas de seguridad industrial, cumpliendo sobradamente con la exigente normativa derivada de la Unión Europea, y están concienciadas de la importancia que tiene su buen funcionamiento tanto para garantizar el suministro como para garantizar la seguridad de las personas y el medio ambiente.

3) Transporte: El transporte de hidrocarburos se realiza fundamentalmente por oleoducto, sin perjuicio de que puedan utilizarse otros medios de transporte como camiones o trenes cisterna. La principal red de oleoductos estratégicamente distribuida por todo el territorio nacional está excelentemente gestionada por la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), que, sin ser gestor del sistema, al ser un subsector liberalizado, facilita a los demás operadores el acceso a su red en condiciones técnicas y económicas no discriminatorias. Sorprende la rapidez y fiabilidad con la que CLH gestiona el transporte de hidrocarburos, siendo fundamental el buen funcionamiento de su red para garantizar el suministro de combustibles en todo el territorio nacional, salvo en las Islas Canarias, donde existe una red de oleoductos gestionada por otro operador, con igual éxito.

4) Almacenamiento: Debido a la gran dependencia exterior de nuestro país en hidrocarburos, se constituyeron en la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del Sector de Hidrocarburos, las llamadas existencias mínimas de seguridad, indispensables para garantizar la existencia de hidrocarburos en caso de interrupción del suministro exterior. Dichas existencias, como se ha dicho anteriormente, son controladas por la Corporación de Reservas Estratégicas (CORES). En el PES se ha realizado un estudio pormenorizado de dichas existencias, tanto de su gestión como de su ubicación y protección, en la que los responsables de CORES han participado activamente. 

5) Operación y control: Otro ámbito de actividad que ha sido objeto de estudio han sido los centros de control de los operadores, puntos neurálgicos de las operaciones diarias llevadas a cabo por los Operadores y que, algunos de ellos, deben ser especialmente protegidos dada su enorme dependencia en el buen funcionamiento del sistema.

En cuanto a la tercera y cuarta parte del PES  (análisis de riesgos sectorial y propuesta de medidas estratégicas), éstas han tenido por objeto coadyuvar en el reforzamiento de la seguridad de las infraestructuras de los operadores, articulando un sistema de protección público-privado que permita coordinar mejor la información de ambas partes a la hora de prever y hacer frente a cualquier tipo de amenaza.

Conclusiones

El PES del Petróleo ha supuesto, junto con el resto de PES de la Energía, Industria Nuclear y Sector Financiero, un primer paso en la consecución de los objetivos marcados en la Ley 8/2011, para la protección de las infraestructuras críticas. Este paso era necesario porque viene a establecer las líneas estratégicas para los operadores y la Administración con el objetivo de implantar definitivamente el Sistema PIC, articulando además un sistema de comunicación e intercambio de información necesario para desarrollar los planes operativos subsiguientes.  La mayor dificultad que ha supuesto la elaboración de los primeros PES ha sido la implementación de una nueva metodología de trabajo, inexplorada hasta ahora, para conseguir el objetivo final que se pretendía, ser una herramienta estratégica de ayuda, tanto para los operadores como para la Administración, en la elaboración de los distintos Planes Operativos.A través del esfuerzo y la determinación de todos los miembros del equipo de trabajo se ha podido elaborar este PES. Por ello me gustaría agradecer en estas últimas líneas su encomiable implicación en el mismo.  

Pies de página

1. Funcionarios del Centro Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas incardinados en el Ministerio del Interior, funcionarios de la Subdirección General de Hidrocarburos dependientes de la Dirección General de Política Energética y Minas del Ministerio de Industria, Energía y Turismo y miembros de la Corporación de Reservas Estratégicas (CORES).

2. Principales compañías del sector, consultoras de primer nivel y asociaciones profesionales.

3. Los datos correspondientes a 2013 serán publicados en breves fechas por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Volver

Newsletter

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte GRATIS a nuestra newsletter mensual