Síguenos:

Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ENTREVISTA

Juan Antonio García Vela, Responsable de Comunicaciones del grupo financiero Kutxabank

“Las compañías echamos en falta a terceros que garanticen la calidad de los elementos entre cliente y operador”

13/01/2016
Red Seguridad entrevista a Juan Antonio García Vela, responsable de Comunicaciones del grupo financiero Kutxabank, quien a través de estas líneas nos apunta algunas de las principales necesidades de las compañías en estos entornos como son la inmediatez de las comunicaciones, disponibilidad de los datos y la seguridad.

Esas son las tres claves de todo buen centro de proceso de datos que se precie. Para conseguirlas, estas infraestructuras requieren una amplia evolución tecnológica en varios sentidos. Por ello, el responsable de Comunicaciones del grupo financiero Kutxabank, apunta algunas de las principales necesidades de las compañías en estos entornos.

- Kutxabank ha puesto en marcha proyectos en sus centros de proceso de datos (CPD) como la virtualización o comunicaciones por fibra óptica, en este último caso con Fibernet. ¿Cuáles son las principales características de su CPD en este momento?

En Kutxabank contamos con dos CPD primarios separados por más de 20 kilómetros de distancia, que están siempre operativos y se dan contingencia mutua. Adicionalmente, existe un tercer CPD conectado por fibra con los dos centros primarios. De manera planificada, realizamos pruebas en las que uno ejerce de principal y el otro simula la contingencia. Pero en cualquier caso, todos los centros se encuentran activos y soportan las comunicaciones de las redes.

Fibernet cubre una parte muy importante de los centros como son las conexiones de fibra óptica. Las comunicaciones que nos ofrece esta empresa tienen una importancia capital ya que al ser fibra nos aporta seguridad y disponibilidad.

Además, los CPD de Kutxabank usan la virtualización en todas sus áreas, ofreciendo una alta disponibilidad en todo momento. Nuestras oficinas están conectadas a los diferentes CPD, contando con un diseño de  red  que nos permite trabajar con varios operadores a la vez. En estos momentos nuestras comunicaciones están bajo el paraguas de un solo operador, al que obligamos a contar con un doble enlace diferenciado en su tecnología. Asimismo, miramos sus diseños de red y comprobamos que no tengamos puntos de concentración, que afectan a los dos enlaces de un centro de forma simultánea.

- ¿De qué manera trabajan conjuntamente los departamentos encargados de las infraestructuras de comunicaciones y el de seguridad de la información?

Indudablemente estas dos áreas están ligadas. En el año 2000 llevamos a cabo la migración corporativa de las comunicaciones a IP con dos proyectos paralelos: direccionamiento IP y seguridad. Realizar el cambio fue algo muy complicado, tuvimos que hacer el redireccionamiento, segmentación de redes, diagramas… de acuerdo a esquemas con un alto nivel de seguridad. Pues bien, quince años después, la base de aquel proyecto sigue vigente. Hoy en día son dos áreas absolutamente ligadas, hasta el punto de que, a día de hoy, la entidad no concibe las comunicaciones sin seguridad.

- ¿Cuáles son las necesidades actuales de las empresas para mejorar sus comunicaciones, especialmente cuando hablamos de centros de proceso de datos?

Las empresas necesitamos varias cosas. La primera es un mayor despliegue de fibra óptica porque es la manera de mejorar las comunicaciones en aspectos como el rendimiento. Además, las comunicaciones de fibra óptica reducen la latencia a la mínima expresión y son más escalables. Por tanto, el despliegue de fibra es positivo para las empresas y el mercado de las telecomunicaciones.

Por otro lado, las compañías necesitamos una mayor oferta de accesos. Uno de los principales problemas que nos podemos encontrar es que el operador no proporcione un servicio adecuado. Actualmente la fibra óptica está desplegada en las grandes ciudades y algunas localidades, pero en el resto del país las infraestructuras de comunicaciones son las mismas que hace años.

En tercer lugar, echamos en falta la existencia de terceros que garanticen la calidad de los elementos que hay entre el cliente y el operador, de forma similar a como se realiza en el mercado mayorista de operadores. Ello mejoraría nuestros informes de calidad y SLA, al poder incorporar nuevos indicadores. Sería interesante poder incluir en los contratos quién se encarga de auditar las comunicaciones  y que éstas sean empresas asumidas obligatoriamente por el operador. Bajo el paraguas de organismos públicos pueden garantizar la imparcialidad  y los criterios a cumplir.

En el caso de los centros de proceso de datos, en casos como el nuestro todas las comunicaciones entre los rack se produce a través de fibra óptica. Los CPD están muy regulados por normativas internacionales y es necesario realizar una gran inversión para cumplir y mantener sus obligaciones. Por eso, un CPD es garantía de tranquilidad y seguridad para una compañía.

- La disponibilidad de los datos es uno de los puntos clave actualmente para las compañías. ¿Hasta qué punto se exige disponer inmediatamente de los datos alojados en el CPD?

Hoy en día no hay nada que no requiera inmediatez. Vivimos en un entorno online donde la gente tiene que poder acceder a todo en el momento. Ello nos lleva a que la práctica totalidad de los sistemas en nuestro plan de contingencia tengan un RPO [Recovery Point Objective] y un RTO [Recovery Time Objective] con tiempo de cero. Es un hecho que al irse compactando y estandarizando las soluciones del CPD se facilita la robustez y contingencia de los servicios.

En una entidad como la nuestra, el número de equipos de telecomunicaciones intermedios se  acercan a los 4.000. Con este volumen, es normal que a lo largo del año muchos de los equipos se estropeen o sean sustituidos sin que los  trabajadores lo perciban, salvo en el caso de equipos finales como los switches y/o routers de los centros. Ello es consecuencia de disponer de un diseño de las comunicaciones donde se prima la disponibilidad y la seguridad.

- ¿Qué medidas se pueden implementar internamente en la compañía para solventar posibles crisis relacionadas con la caída de las comunicaciones?

Que se caigan las comunicaciones es muy complicado cuando hablamos de CPD. Nosotros estamos conectados a través de la fibra óptica de Fibernet y en esas conexiones siempre hay dos tramos, uno largo y otro corto. Es decir, las comunicaciones pueden ir por uno o por otro, y dado que la solución de Fibernet solo requiere de un pelo de la fibra, se dispone de una solución que en la práctica nunca nos ha provocado una caída bloqueante de un enlace entre CPD.

Lo anterior, unido al diseño existente, nos ha permitido no sufrir incidencias a pesar de haber tenido dos o tres fallos de forma simultánea en situaciones excepcionales.

Como comentaba antes, nosotros tenemos dos CPD y si uno fallara el otro se encargaría de todo de forma inmediata. Y en el caso de que fallaran ambos, disponemos de un tercer centro de BRS [servicio de continuidad de negocio], que pondría todo en funcionamiento en el tiempo establecido, ya que todas las oficinas pueden acceder al mismo.

- El Big Data complica cada vez más la gestión de los datos y parece ser uno de los retos de futuro, al igual que el Internet de las Cosas. ¿Cómo valora usted la capacidad que tienen los CPD actuales de abordar el almacenamiento de datos con estas tendencias?

En el Big Data hay diferentes capas y una de ellas es el almacenamiento; en ese sentido el concepto en el CPD no ha cambiado. El almacenamiento es un elemento absolutamente escalable  y además se han reducido los costes en ese campo. El Big Data es la evolución propia de la tecnología, que ha permitido que estos sistemas sean inteligentes y te den la información que quieras.

Por su parte, el Internet de las Cosas es uno de los motores más importantes de los próximos años. Ya está cambiando el mundo de la empresa, del automóvil, de la domótica, del alumbrado… lo que viene detrás es brutal y para que esto tenga base hay que prepararse tecnológicamente con cosas como IPV6, fibra óptica, Big Data, SDN, CPD de gran capacidad…

- Por todo lo que comenta, la fibra óptica es una de las claves del presente y del futuro de los CPD…

La fibra óptica es buena por todo lo que he comentado: por la baja latencia, por los anchos de banda que permite, por su reducido tamaño, su mejora en la seguridad, etcétera, y ha experimentado por ello un desarrollo enorme.

En nuestro caso, las comunicaciones que nos suministra Fibernet tienen que ser sofisticadas porque a través de sus enlaces pasan todas nuestras comunicaciones,  con el mayor nivel de importancia. Estamos muy contentos con el servicio recibido y sus soluciones están totalmente homologadas para los entornos específicos de mainframe y sistemas distribuidos que usamos. 

Palabras clave:

Volver

Newsletter

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte GRATIS a nuestra newsletter mensual