OPINIÓN

Olga Ramírez, Directora de Desarrollo Corporativo, Calidad y MARCOM de Fibernet

Tecnologías que permiten la coherencia de las IC con el servicio prestado

La información y su seguridad se han convertido en algo trascendental para el buen funcionamiento de las instituciones, pero esto no es suficiente si pensamos que cada día se producen eventos relacionados con la seguridad física de los lugares que albergan esta información.

Hace unos meses se nos hacía saber de las nuevas normas de seguridad que entrarán en vigor y serán de obligado cumplimiento el 25 de mayo de 2018, como el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos, publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea el 25 de mayo de 2016, que sobre todo trata de la seguridad y la transmisión de la información.

Los grandes centros de datos ya disponen de soluciones para que su información tenga un lugar de respaldo o backup fuera de sus instalaciones y a una distancia de exclusión que les permita no compartir mismas zonas de influencia, anillos de distribución eléctrica, nodos de comunicaciones, áreas o zonas urbanas, etc., de tal forma que en esta distancia se cumpla la máxima del valor de latencia admisible para el establecimiento de sus copias de datos con toda garantía. Si bien es una realidad que con la virtualización y la cloud híbrida está cambiando la visión y filosofía del negocio y su disponibilidad, las multicloud híbridas nos permitirán la réplica de nuestras infraestructuras con toda garantía, permitiéndonos crecer o decrecer, es decir, adaptar la arquitectura en un breve espacio de tiempo y siempre controlando el gasto. En esta ecuación no debemos olvidar el Big Data y el IoT (Internet de las Cosas), y la gran cantidad de datos que gestionarán; por lo que la infraestructura que lo albergue tendrá que tener un diseño especial para soportar tal consumo de ancho de banda y energía.

'Smart Data Center''

Todo esto debe garantizarse en infraestructuras acordes a la importancia del servicio prestado y que denominaremos "infraestructuras críticas". Un ejemplo de ellas encaja en la filosofía que ha dado Fibernet al Smart Data Center (SDC).

Sostenibilidad y disponibilidad son los factores que determinarán la transformación digital y el futuro de los centros de datos. Dado que el futuro de las actuales infraestructuras pasará por el Big Data y el IoT. Las ciudades inteligentes necesitarán de infraestructuras gestionadas por estos SDC con capacidad para el tratamiento de gran cantidad de información proveniente del entramado de sensores dispersos por la ciudad que nos reportarán datos del estado de los eventos a medir.

La gestión adecuada de las redes de comunicaciones, el acceso al almacenamiento y los sistemas de virtualización deberán tratarse con el objetivo de reducir gastos y optimizar estas infraestructuras tecnológicas, así como mejorar la agilidad de las arquitecturas para que sus adaptaciones a las necesidades reales sean ágiles, a la vez que se aumente la seguridad y el acceso a la información. Porque siempre hemos de tener en mente que el ciudadano será partícipe de la información almacenada en estos SDC que gestionarán nuestras Smart Cities.

fibernet

Los SDC formarán parte de esta ciudad inteligente integrando nuevas tecnologías, como la sensometría pasiva, aumentando la seguridad en los accesos a redes como Internet, alcanzando una equilibrada sostenibilidad, ayudando al progreso urbano mediante un desarrollo sostenible y, sobre todo, cuidando el medio ambiente.

Los SDC serán capaces de gestionar, coordinar y racionalizar correctamente los recursos que demanden las Smart Cities. Por ejemplo, mediante el control y medición de la energía procedente de fuentes renovables, la medición continua de emisión de gases, la gestión del tráfico y movilidad ofreciendo rutas alternativas instantáneamente en casos necesarios, la gestión de infraestructuras y su crecimiento de recursos naturales, agua, aire, luz, la gestión y reciclaje de residuos, servicios sanitarios, seguridad vial y de personas, Administraciones Públicas, etc.

La obtención de una buena medición de todos los parámetros para que nos den una cifra real de la situación de una ciudad nos ayudará a la obtención de respuestas para, de esta manera, poder tomar medidas y adecuar los objetivos a medir. Esta medición de parámetros se basará en sensometría inteligente pasiva en fibra óptica para permitir unas ciudades conectadas y vivas, convirtiendo y gestionando las ciudades de un modo inteligente con el fin del mejor aprovechamiento de la energía y el control del gasto.

Por estos motivos los centros de datos actuales y los SDC del futuro gestionarán cosas diferentes. Los primeros seguirán gestionados por empresas o entidades para facilitar sus negocios y los segundos se orientarán, creados con una nueva arquitectura y tecnología, a la gestión de las ciudades y sus facilities para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Para acceder al contenido completo pincha aquí.

Palabras clave:

Volver

Newsletter

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte GRATIS a nuestra newsletter mensual