12º Encuentro de la Seguridad Integral (SEG2): un éxito virtual con más de 1.000 inscritos

Red Seguridad y Seguritecnia organizaron el evento, que se celebró en formato online

Cartel del Encuentro Seguridad Integral
Enrique González Herrero

La continuidad del negocio y la resiliencia se han convertido en dos facultades fundamentales para las organizaciones durante la crisis sanitaria del COVID-19. No cabe duda de que sin estas capacidades, el daño hubiera sido mucho mayor. Sin embargo, esa capacidad de respuesta y de adaptación ha obligado a reconfigurar la seguridad en las organizaciones para hacer frente con solvencia a nuevos retos como los que ha supuesto, entre otros, el teletrabajo.

Por ello, este año las revistas Seguritecnia y Red Seguridad han dedicado a ambos temas el 12º Encuentro de la Seguridad Integral (Seg2), que este año ha tenido lugar en modo virtual los días 22 y 23 de junio. Las cifras han dado cuenta del interés en estas materias, pues se inscribieron más de 1.100 profesionales. El evento contó asimismo con el apoyo de empresas del nivel de Accenture Security, Eulen Seguridad, Panda, S21Sec y Sothis.

La resiliencia y el escenario de contingencia

Como en otras ocasiones, abrió el evento Guillermo Llorente, subdirector de Seguridad y Medio Ambiente de Mapfre, con varias reflexiones sobre el impacto del COVID-19 en el modelo de protección de las empresas. Este profesional recordó que las organizaciones son cada vez más complejas, lo que también las convierte en más vulnerables y dependientes de la tecnología o la imagen corporativa. Por ello, cuando se producen crisis «el modelo de seguridad integral adquiere su mayor aportación de valor».

Guillermo Llorente, subdirector de Seguridad y Medio Ambiente de Mapfre
Guillermo Llorente, subdirector de Seguridad y Medio Ambiente de Mapfre.

«Si queremos proteger la empresa en ese entorno complejo, vulnerable y cambiante, tenemos que tener un sistema de gestión de seguridad que se encargue de dar respuesta a la crisis», sostuvo Llorente. Para este profesional, el departamento de Seguridad debe encargarse de los riesgos que amenacen la integridad de todo tipo de activos. «Por ello es imprescindible que la respuesta a la crisis sea integral y con una visión única de todo lo que se está haciendo», complementó.

Desde el punto de vista del responsable de Seguridad de Mapfre, la crisis del COVID-19 deja varias lecciones aprendidas, como son la importancia de integrar la seguridad en un sistema de gestión que sea ágil, la capacidad de mantener una respuesta coordinada, aprender a mirar más allá de lo que está sucediendo o la necesidad de readaptar la seguridad en las circunstancias actuales.

«Tenemos que dar respuesta a un escenario de contingencia de la contingencia. La mayoría de las empresas tenemos que ser conscientes de que, a pesar de estar viviendo esta situación, vamos a vivir otras y tenemos que ser capaces de responder en un entorno diferente al de antes. Hemos de habilitar procedimientos para dar respuesta a las crisis en situación de crisis», reflexionó durante su intervención.

Encuentro de la Seguridad Integral

Además de Llorente, el 12º Encuentro de la Seguridad Integral contó con representantes de los principales organismos del Estado con competencias relacionadas con la ciberseguridad. Abordaron temas como la resiliencia, la continuidad, las ciberamenazas o la protección de infraestructuras críticas, entre otros asuntos.

Entre otros, estuvieron presentes Javier Candau, jefe de Ciberseguridad del Centro Criptológico Nacional (CCN); Rosa Díaz, directora general del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe); Mar López, jefa de la Oficina de Ciberseguridad del Departamento de Seguridad Nacional; o Fernando Sánchez, director del Centro Nacional de Protección de Infraestructuras y Ciberseguridad (CNPIC).

Asimismo, participaron varios CISO, responsables de seguridad y representantes de varias asociaciones, como ISMS Forum, ISACA, CCI, Continuam o ALAS.