El número de ataques DDoS desciende un 73% en el tercer trimestre del año

ciberataques, ataques DDoS, ciberseguridad
Redacción

El número de ataques DDoS disminuyó un 73% durante el tercer trimestre de este año. Sin embargo, en comparación con el mismo periodo de 2019, esta cifra ha experimentado un crecimiento interanual del 150%. Esto significa que la disminución observada durante el tercer trimestre se debe, principalmente, al aumento anormal de los ataques en el segundo trimestre. Así lo indica el informe Kaspersky DDoS Protection que ha publicado recientemente el fabricante ruso Kaspersky. Ahora bien, a pesar de la estabilización general del mercado de DDoS durante el año, se ha batido el récord de ataques, con 323 en un solo día del año.

El confinamiento ha aumentado el nivel de dependencia de los servicios online por parte de los usuarios. Esto ha producido un incremento de los ataques DDoS dirigidos a perturbar su funcionamiento durante los dos primeros trimestres del año. Los recursos educativos y administrativos se vieron particularmente afectados. Sin embargo, los resultados del tercer trimestre muestran que la actividad DDoS está volviendo a la normalidad.

“Muchas empresas no estaban preparadas para el trabajo remoto o no consideraban que sus activos en la web fueran críticos. Por ejemplo, hemos tenido varias solicitudes de organizaciones, como fabricantes de mascarillas, que fueron víctimas de ataques DDoS. Anteriormente, este tipo de organizaciones ni siquiera pensaban en la protección DDoS. La situación está mejorando a medida que más compañías han logrado fortalecer sus ciberdefensas para mitigar esta debilidad de seguridad”, comenta Alexey Kiselev, director de Desarrollo Empresarial del equipo de Protección DDoS de Kaspersky.

Descenso de los ataques DDoS

El análisis de los comandos recibidos por los bots de los servidores de comando y control también reveló una disminución de los ataques DDoS. En promedio, se realizaron 106 ataques al día en el tercer trimestre, lo que supone una media de 10 menos diarios que en el trimestre anterior. Sin embargo, aunque las cosas han estado más tranquilas –hubo tres días en los que sólo se registró un ataque–, algunos periodos todavía registraron una alta actividad DDoS. El más notorio fue el 2 de julio, con un récord de 323 ataques, el número más alto de todo el año. El pico anterior fue de 298 ataques, registrados en abril. Los atacantes, por tanto, “siguen siendo bastante activos”, en palabras de Kiselev. En este sentido, el directivo recomienda a aquellos que aún no han adoptado las medidas adecuadas “que no dejen este asunto en un segundo plano”.