La Guardia Civil crea un canal de comunicación online para ciberdelitos relacionados con el coronavirus

email
Redacción

Prevenir e investigar los posibles delitos relacionados con el coronavirus Covid-19. Ese es el objetivo por que el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil ha habilitado un nuevo canal de comunicación con los ciudadanos. A través del email ciberestafas@guardiacivil.org se puede enviar información relacionada con las ventas fraudulentas y posibles estafas que utilizan el COVID19 como gancho.

Además, la Guardia Civil remarca la importancia de estar alerta y tomar algunas precauciones en el mundo digital como:

  • Prestar atención al remitente de los emails recibidos.
  • Evitar abrir los documentos y archivos adjuntos sobre el COVID-19 en los correos electrónicos que se reciban.
  • Recelar de solicitudes de datos de salud por internet, procedimiento normalmente ajeno a las administraciones sanitarias.
  • No descargar e instalar aplicaciones no oficiales que tengan que ver con el COVID-19.
  • En este punto, el Grupo de Delitos Telemáticos hace hincapié en que, ante la menor sospecha de estafa, se comunique a las entidades bancarias esta circunstancia.

Teletrabajo

Por otro lado, también recomienda medidas para garantizar la seguridad en los dispositivos utilizados durante el teletrabajo como ya hace el CCN-CERT en este informe. Entre ellas, establece algunas como:

  • Comprobar que el sistema operativo y las aplicaciones estén correctamente actualizadas.
  • Cambiar periódicamente las contraseñas y no utilizar una única para todo.
  • Implementar doble factor de autenticación a los usuarios que realicen teletrabajo.
  • Disponer de un antivirus y firewall activos.
  • No olvidar cerrar la sesión al terminar de trabajar.

Bulos

Asimismo, el Grupo de Delitos Telemáticos hace un llamamiento a que la información que se comparta sea veraz y contrastada, evitando la desinformación y los bulos con respecto al coronavirus. En este sentido, es muy importante:

  • Evitar difundir información que no provenga de medios y fuentes oficiales.
  • No contribuir a la difusión de contenido no contrastado.
  • Abstenerse de compartir mensajes que puedan generar alarma en la población.
  • No olvidar que la creación y difusión de «fake news» puede tener consecuencias penales.

Estafas

Como ejemplo, este cuerpo de seguridad ha detectado una gran cantidad de casos de phishing, algunos tan llamativos como el de ofrecer suscripciones gratuitas durante 5 años a plataformas de música digital, suplantaciones a instituciones como UNICEF o la propia Organización Mundial de la Salud, todas ellas solicitando datos personales con motivo de alguna campaña relacionada con el coronavirus.

De la misma manera, también han detectado varios casos de intentos de estafa a farmacias y empresas relacionadas con el sector, en los que se les ofrece grandes cantidades de mascarillas y productos similares muy demandados a consecuencia de esta crisis sanitaria.