Las cuatro estafas más comunes en el Black Friday

estafas ciberseguridad Black Friday
Eset

Cada año, son más los usuarios que se unen a comprar durante el Black Friday y el Cyber Monday con el objetivo de conseguir grandes ofertas de cara a Navidad. En consecuencia, las tiendas físicas y los comercios electrónicos acumulan un volumen de ventas históricos. En este sentido, aunque en 2020 no se consiguió superar las cifras de 2019 como consecuencia de la pandemia, este año se estima que las ventas aumenten un 20 por ciento, según Webloyalty.

Es sabido que las compras online van ganando terreno a las realizadas en tiendas físicas, principalmente por la comodidad de comprar desde cualquier sitio y a cualquier hora. Y por ello, los ciberdelincuentes aprovechan para realizar más estafas, que aumentan de manera considerable.

De hecho, Eset alerta que, durante el año pasado, la suplantación de empresas como Amazon y otras compañías de paquetería acumularon la inmensa mayoría de las ciberamenazas a las que estuvieron expuestos los españoles que realizaron compras durante el Black Friday y el Cyber Monday.

Las estafas más comunes en el Black Friday

Por ello, desde esta empresa de ciberseguridad alertan de cuatro estafas muy comunes en estos días en los que reinan las compras online debido a la llegada del Black Friday:

  • Cuidado con los productos gratis. Una de las campañas más atractivas es aquella que utiliza productos muy codiciados. Estas campañas prometen conseguir estos productos gratis. Y para ello usan, sobre todo, las redes sociales. A cambio de un «me gusta» o de completar una encuesta se puede ser víctima de una estafa a través de un esquema de pago por clic.
  • Emails suplantando a empresas de paquetería. Con todas las compras que se pueden llegar a realizar en estas fechas es fácil abrir un email de una empresa de paquetería y hacer clic en un enlace adjunto. Sin embargo, esto puede llevar a sorpresas desagradables, entre ellos el ransomware.
  • Las prisas son malas consejeras. Cuidado con la forma de escribir la dirección web a visitar, ya que podemos ser víctimas de typesquatting. Esta estafa se aprovecha de la similitud de los nombres entre webs oficiales y otras diseñadas para alojar un software malicioso que infecte el dispositivo.
  • Descuentos demasiado buenos para ser ciertos. Los ciberdelincuentes consiguen captar la atención de sus víctimas suplantando a empresas de comercio electrónico o marcas muy codiciadas en España. Por ello, antes de adquirir un producto a un precio más bajo que la media en el mercado, hay que asegurarse de que la web es legal.